Acompañar al cliente en el coaching

Acompañar al cliente en el coaching

Acompañar al cliente en el coaching, la única manera que tenemos los coach para acompañar a otros, es nuestra presencia. Ella es la que hace que por el simple hecho de estar en frente a otro se produzca el contexto adecuado para que el cliente se traslade a espacios de reflexión que pocas veces ha habitado.

hablar

Un espacio que les permite a las personas una nueva manera de interpretarse a ellos mismos y al resto de los seres humanos. No se trata de enseñarle al otro como las cosas son o deberían ser, sino que sencillamente un coach debe abrazar las  dudas de la conversación que trae su cliente y permitirse acompañarlo con preguntas, interpretaciones e intervenciones corporales para que él descubra quien está siendo, quien podría ser y elija conscientemente quien quiere ser en su vida.
Lo importante es comprender que para que un coach pueda acompañar de manera poderosa a otros en sus procesos el único lugar posible es, su presencia. Esta no se logra con el mero conocimiento en un lugar de normas sino que es necesario aprender un modelo diferente, que tal vez no resulte el más convencional desde nuestra mirada occidental.

Para acompañar al cliente en el coaching, escuchamos y observamos todo el tiempo, que el mundo cambia de manera vertiginosa y a este movimiento le corresponde un nuevo paradigma sobre como formarse y educarse.
Sabemos que el coaching no ocurre sin la presencia del coach no genera en el cliente confianza, aceptación, compasión y una invitación a entrar a espacios muchas veces de profunda incomodidad. Es por ello que en un entrenamiento de este tipo es necesario que como clientes nos sucedan cosas. Despertemos nuestra sensibilidad por la vida, aprendamos a escuchar con todos nuestros sentidos, pongamos al servicio nuestra intuición, nuestro cuerpo, nuestras emociones y fundamentalmente la aceptación hacia el otro como un legítimo otro, el respeto, la compasión y el coraje para ser irreverentes desafiando a nuestros clientes con preguntas que lo inviten a salir de sus zonas de confort.
Tengo un profundo compromiso con la transformación de la gente y es desde ese lugar que elijo acompañar a quienes se acercan a este arte y compromiso, el coaching.

Vivenciar del Coaching

Experimentar el coaching es una experiencia personal encaminada hacia plenitud y el equilibrio vital. Estos son los grandes beneficios del Coaching que tiene un amplio abanico de posibilidades para el cliente como son: el conocimiento de la luz que guía su vida, tener una visión de sus retos, poner en orden ideas, tener claridad sus prioridades y metas, ser consciente de sus talentos y capacidades, confianza y motivación, generar opciones y diseñar estrategias y planes de acción, para llegar a la excelencia. Aprender a cómo hacer uso de sus recursos internos, generar cambios de comportamiento adecuados para transformar su vida.

El coaching beneficia a las personas en el descubrimiento de sí mismas armonizado y creando la vida que desean y con sus dones y capacidades.

Cuando hablamos de coaching hablamos de acompañar para hacer interpretaciones más sanas, ayudar a tener más y mejores filtros para mirar.

Se trata de acercar al coachee a la verdad; verdad entendida como otro nivel de consciencia; no hablamos de verdades absolutas, desde una mirada moderna, sino que hablamos de perspectivas. Hablamos de proceso, de un camino hacia lo que tu deseas.

Es un acompañamiento que pone el foco en la persona, en el Ser; en ser más despierto, más consciente y más en contacto con el don, el talento. Con nuestra esencia, nuestra sabiduría interior, donde reside todo nuestro potencial humano.

Si quieres mejorar algún ámbito de tu vida: infórmate

Rueda de la vida, valores y profesional

Rueda de la vida, valores y profesional.

Te quiero hablar de una herramienta que utilizamos en Coaching, se llama “La rueda de la vida, valores y profesional, indistintamente la utilizamos también para hacer la de valores y profesional”. Y, en esta, se separan distintas parcelas de lo que conforman tu vida, para así tener una visión clara y general de qué es lo que está ocurriendo.

Desde mi punto de vista es una herramienta muy simple, pero a su vez terriblemente potente, ya que es muy gráfica y percibimos de inmediato nuestras áreas de mejora, cuando quizá antes no éramos conscientes en absoluto. Además, lo realmente efectivo de este ejercicio es que la realizas y evalúas tu mismo. Entonces, el resultado que ves, es simplemente lo que tú estás pensando respecto a tu vida.

¿Cómo funciona la rueda de la vida?

El funcionamiento es muy sencillo, hacemos un círculo y lo dividimos en tantas porciones cómo queramos. Nosotros mismos determinaremos cuales son las parcelas que tienen más importancia en la globalidad de nuestra vida. Si me lo permites, te voy a poner un ejemplo, que es la rueda que uso con mis clientes. Puede ser que en tu caso particular añadieses, o simplemente quitases algunas de las porciones, siéntete libre de hacerlo.

Para empezar a hacer uso de ella haríamos lo siguiente:

Evaluar
Tendríamos que poner puntuación del 1 al 10 el grado de satisfacción de cada una de las parcelas. Por ejemplo, dónde pone salud, vemos que le sigue debajo una línea que va hacia el centro. Esa línea recta determinaría una escala. Si marcásemos un punto muy cerca del centro estaríamos hablando de un 1, si marcásemos un punto cerca del nombre “Salud”, estaríamos prácticamente en el 10. ¿Sencillo, verdad?

Unir los puntos
Una vez hemos puesto la puntuación en cada una de las líneas, lo que tenemos que hacer es, unir los puntos mediante líneas de forma como se ve en el ejemplo siguiente. Obviamente cada persona tendrá una forma completamente diferente.

Entendiendo cada parcela de la rueda de la vida
Salud: Este es muy sencillo de observar. ¿Estás siempre resfriado? ¿Te notas con sobrepeso? ¿Tus niveles de colesterol se han disparado? ¿Te notas vital y lleno de energía? Estas preguntas y muchas más engloban el tema de la salud.

Finanzas/Economía: Una vez escuché ¿Te falta dinero al final del mes o mes al final del dinero? Es decir, ¿Sientes que tu economía va fluida? ¿Puedes mantenerte e incluso permitirte algunos caprichos? O simplemente, ¿Has pensado en qué nivel económico te encuentras? ¿Es el que deseas?

Trabajo: ¿Cuál es para ti tu trabajo ideal? ¿Hay significado en lo que estás haciendo? ¿Sientes que tu trabajo es lo que siempre habías deseado hacer? ¿O es todo lo contrario?

Diversión y ocio: ¿Estás dedicando tiempo a distraerte? ¿Te has planteado empezar aquella actividad que tanto te gusta? ¿Sientes que en tu vida únicamente son obligaciones? ¿Qué está ocurriendo exactamente?

Relaciones personales de pareja: ¿La relación que estás manteniendo actualmente con tu pareja suma puntos a tu vida? ¿Tienes el tiempo suficiente para conocer a personas que podrían ser tu compañero de camino? ¿O más bien sientes que no estás invirtiendo el tiempo suficiente en esta área?

Desarrollo personal: ¿Estás creciendo cómo persona? ¿Inviertes en algo tan importante como tú mismo? ¿Sientes que te expandes como ser humano?

Familia: ¿Quienes son tu familia? ¿Tus tíos, padres y abuelos? ¿Tus primos, hermanos y padres? ¿Todos los miembros que se entiende por familia de manera tradicional? Tan sólo tú sabes quién forma parte de ti en ese vínculo tan íntimo. Y, ahora que ya lo sabes, ¿Estás teniendo una buena relación con ellos? ¿Te sientes satisfecho/a?

Amigos: ¿Qué es para ti un amigo? ¿Estás compartiendo tiempo con verdaderos amigos? ¿La calidad de tus amistades te hacen justicia?

Resultado  
Ahora entendemos para que sirve la rueda de la vida, valores y profesional, hemos evaluado y juntado los distintos puntos hasta que finalmente hemos obtenido una forma. La cuestión aquí es: ¿Has obtenido un círculo bastante grande? Porque sí has obtenido una forma extraña o un círculo muy pequeño, eso quiere decir que tienes áreas que mejorar, sin duda.
Y es aquí cuando has de ponerte en acción. Idear un plan para ir mejorando día tras día cada una de esas porciones hasta conseguir un merecido equilibrio. Solo tomando la responsabilidad que nos corresponde, podremos poner soluciones a todos los problemas que nos aparezcan.

Si lo deseas puedes compartirlo conmigo y te acompaño en un proceso de Coaching (puede ser presencial, telefónico, skipe u email) para diseñar un plan de acción que te permita lograr tus objetivos.

Si quieres mejorar algún ámbito de tu vida: infórmate